Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Aporte al Fondo de Solidaridad: ¿Solidarid o Fiscalidad?

El aporte al Fondo de Solidaridad (el “FdeS”) -que grava a los profesionales graduados de la Universidad de la República- ha sido motivo de múltiples cuestionamientos. He aquí uno de ellos.

Entre 2010 y 2014 una ingeniera agrónoma (la “Profesional”) no pagó el aporte al FdeS (tampoco el Adicional) -conjunta y colectivamente, los “Aportes”-. No por olvido, sino deliberadamente. Porque durante esos años la Profesional no ejerció actividad alguna como ingeniera agrónoma, sino que se dedicó a tareas no profesionales, para volcarse exclusivamente a la atención de la familia y el hogar.

Vale decir que durante el mencionado período la Profesional no percibió ingresos profesionales.
¿Dónde estuvo su supuesta “falla”? La Profesional omitió presentar al FdeS la declaración jurada que exige el decreto reglamentario para justificar que no había percibido ingresos profesionales. Frente a dicho incumplimiento (formal) -a saber, la no presentación de la declaración jurada-, el FdeS resolvió reclamar el pago de todos los Aportes.

Sorprendentemente, el Tribunal de Apelaciones (el “Tribunal”) dio la razón al FdeS y en su mérito obligó a la Profesional a pagar los Aportes reclamados. A criterio del Tribunal, la inscripción de la declaración jurada ante el FdeS hace a la esencia de la exoneración. Es decir, sin dar cumplimiento a tal formalidad, no se accede a la exoneración.

Si acaso sirviere de consuelo, justo es decir que el fallo no fue emitido por unanimidad. Vale la pena reproducir un breve fragmento de la reflexiva discordia del Ministro Dr. Edgardo Ettlin: “Estamos en una época en que el Derecho debe estar al servicio del ser humano. No puede oponerse el sacramentalismo a la realidad; la Humanidad superó hace tiempo las rigideces formales del Derecho Romano (…) Y cuando la realidad, la fría y desapasionada realidad se impone, aporta el sostén para inteligir y honrar a las normas sustanciales, a quienes deben supeditarse las normas formales y reglamentarias.” (la cita es casi textual)